Quiénes somos

terrassa_opt

En un lugar emblemático del histórico pueblo de Miravet nació hace varios años el Restaurante Molí de Xim. Este establecimiento fue uno de los líderes de la cocina tradicional de la comarca de la Ribera d’Ebre.

Ahora, después de un periodo de transición posterior a la jubilación del alma del restaurante,  Cinta, hemos emprendido un nuevo proyecto que pretende ofrecer una cocina de calidad con productos de proximidad, manteniendo la esencia que tuvo el restaurante, pero con un toque renovado.

Queremos que Molí de Xim vuelva a ser un referente de la  comarca y que nuestros clientes encuentren una cocina de calidad,  sin artificios y honesta.

Molí de Xim

El molí de Xim  es un molino del siglo XIX-principios del siglo XX actualmente reconvertido en restaurante, dentro del casco urbano de la población de Miravet, en medio del término, formando esquina entre la calle Verge de Gràcia i el carrer Major. Edificio esquinero de planta rectangular, con patio o terraza en la parte posterior.

Presenta la cubierta de teja de dos vertientes y está distribuido en una sola planta y buhardilla. La fachada orientada a la calle Verge de Gràcia presenta un gran portal de arco rebajado dovelado, con las jambas construidos con sillares de piedra bien desbastados.

A ambos lados hay dos antiguos portales actualmente tapiados, construidos en ladrillos. La fachada de la calle Major, en cambio, presenta dos ventanas de arco rebajado, también andamios en ladrillos. Al extremo sur del paramento se localiza la actual puerta de acceso al interior, de nueva apertura.

 

El interior ha sido completamente reformado y adecuado a su nuevo uso como restaurante. La construcción está construida en piedra desbastada y sin trabajar de varios tamaños, dispuesta en hiladas más o menos regulares, exceptuando el desván, andamios en tierra.

1200px-Wikipedia-logo-v2-ca.svg

Miravet

Miravet es un bonito pueblo situado en la orilla del río Ebro. Dentro del término municipal existen diferentes atractivos turísticos, entre otros, el castillo templario, del que se tienen referencias desde el siglo IX, el paso de barca, que es el último transbordador que funciona sin motor en la Península Ibérica, el iglesia vieja de estilo renacentista, situada en el casco antiguo, con vistas a todo el pueblo y el río.

En cuanto a actividades lúdicas, hay muchos caminos que recorren el término municipales donde se puede hacer senderismo y también  piragüismo,con punto de salida o llegada al embarcadero del pueblo
 
Otro atractivo de Miravet es el conocido como Raval dels Canterers, un barrio donde se concentran varias alfarerías tradicionales, de reconocido prestigio, que pueden visitarse y donde se pueden adquirir la famosa cerámica miravetana.
 
En primavera, la Ribera de Ebro en general, y Miravet en especial, se tiñen del blanco y rosa de sus árboles frutales. En la comarca hay un cultivo intensivo de melocotones y cerezas, principalmente, que en la época del florecimiento son un espectáculo de la naturaleza.